CANGAS DEL NARCEA.- Cuarto día de novena

Hoy bajamos a la Novena de la mano de Maribel. Las nieblas siguen fieles a su cita mañanera. Cuando ya el día abría luces Narcea abajo, mojaba. Pronto gateó hacia las alturas y perdió consistencia. Algunos retazos se quedaban enganchados entre los arboles diseñando estelas entre el valle y la montaña. Más arriba, al fondo, el cielo mostraba retazos de azul que luchaban en idas y venidas con los grises cambiando unos y otros de ubicación con rapidez.

Han terminado los últimos rezos en la capilla. Los fieles se giran y emprenden la vuelta por el empedrado camino del puente. Lo hacen alineados, en parejas, en pequeños grupitos. Otros, los menos, prefieren tomar el deteriorado y olvidado Paseo a San Tiso y efectuar su paseo mañanero.

Las calles están aún vacías de movimiento. Se notan las vacaciones escolares. Será el Hospital el que marque el inicio de la actividad y el aumento del tráfico con el inicio de las consultas del Centro de Salud y especialistas.

Luego, hacia las diez, abrirán los comercios y las calles comenzarán llenarse. Alcanzarán su máximo hacia el mediodía cuando el tráfico imponga su ley con paradas en la calzada para charlar o estacionamiento en doble fila y los corrillos en las aceras impidan el paso normal de peatones.

Los veraneantes de los pueblos toman la villa en la mañana. El descuento hacia la Descarga continúa

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.