Ecos del Carmen: Oremus

No por repetida deja la foto de perder emoción y despertar sensaciones. Los grandes copos cenicientos que deja la pólvora en el cielo cangués en la mañana del día 16, hacen y han hecho latir íntimos sentimientos de pertenencia en un recogimiento y sencillo palpitar lejos del profundo, amplio y mucho más social, de la Descarga de la tarde. El primero es más individual, más de casa o barrio; el otro más general más de pueblo en su conjunto.

Me inclino por el “oremus” con que el sacerdote, levantando sus manos, invita a los fieles a la oración interior. La Descarga vendría a ser el rezo coral y unido del Padrenuestro por toda la feligresía.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.