Efecto contagio

Coligo yo en mis soliloquios si la multiplicación y resonancia que los medios de comunicación y las redes, mal llamadas sociales, dan a los hechos delictivos de abusos, denuncias o violencia, con especial incidencia en las llamadas de género, aunque lo sea en realidad de sexo, no vendrá a ser en muchos casos contraproducente por el aquel del efecto contagio.

Vivimos en unos tiempos en los que el mero hecho de salir en la tele, o de acumular entradas en determinada publicación de un perfil en una red puede llevar a determinados individuos, especialmente de egos crecidos y poca formación, pero auto convencidos frente al espejo de que ésta es mucha, a repetir o copiar determinados actos delictivos que los medios elevan a la categoría de portada, con debates y tertulias, más centrados en la venta del morbo y en el acusar por acusar, que en el de buscar soluciones o denunciar actitudes. Y entre ellos siempre aparecen también el individuo o el grupo que aprovechan el momento en su propia promoción.

Tal es lo sucedido tras el caso de los Sanfermines con el ataque y presunta violación a una joven en grupo ( la llamada manada) que bastó para que este modelo se repitiese con la misma parafernalia en varios otros lugares para terminar con uno sucedido dentro del ejército.

Igual vienen ocurriendo en el acoso escolar, el mal llamado bulling. De los 109 casos de acoso escolar denunciados en Asturias en el pasado año tan solo cinco resultaron ser ciertos. Y si bien la noticias de las denuncias son aireadas con gran alharaca en diversos y conocidos medios, la de la falsedad de las mismas y la inocencia de los en principio acusado, y señalados por los medios como culpables, y luego absueltos, pasan totalmente desapercibidas. La presunción de inocencia sigue en el limbo de muchos ciudadanos y periodistas.

¿Existe en estos casos el efecto contagio?. Opiniones habrá para todos los gustos y razonamientos. Queda aquí la mía. Tú, amigo lector, puedes agregar la tuya en esta misma página

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.