La foto y su pie.- Del rojizo al amarillo en el atardecer

Tiñe de color rojizo la tarde. Resaltan su línea de perfil sobre el azul del cielo, los canchos de la sierra. Un aire cálido envuelve las tierras semisecas de los cercaos y los olivares. La carretera, mejorada, se abre nuevo camino sin olvidar el viejo.

Bajo el cobijo de la torre de la iglesia, las casas se apretujan buscando calor de vida. El miso que busca día a día la envejecida población.

Pasa el tiempo en su lentitud de campo y los rojizos amarillean. Detrás de las encinas, el sol se sonroja ante la propia osadía de sus colores de atardecer

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.