LA FOTO Y SU PIE.- Otoño en el agua

Se desliza imperceptible el otoño aguas abajo del Luiña dejando paso al invierno. Pierden los árboles sus últimas hojas y los prados de las Barzanniellas aún verdean resaltando los ocres y marrones de las cepas.

Diciembre busca su ecuador alejado de nieves y fríos. Ya nada es como antes, repiten nostálgicos los más viejos, exactamente igual que decía sus antepasado allá a finales del XIX, y del XX. Todo pasa, pero nada cambia, vienen a decir aguas, árboles, prados y montes.

Está templada la mañana y solitario el Paseo del Vino. Tan solo el canturreo del agua nos señala el continuar inmutable de la vida,

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.