Absuelto de violación por no conocer el código, y el silencio feminista

Coutances

Hay cosas que en esta nueva era de la corrección política y los derechos de “discriminación positiva” que me atolondran de tal manera que no logro entenderlas, pero tampoco me atrevo a descifrarlas o preguntarlas por temor a que las hordas del lenguaje correcto e inclusivo me tachen de cualquier “ismo”, principalmente, antifeminismo, fascismo o franquismo que suelen ser para ellos los más socorridos. Claro que, ya de mano, no entiendo en absoluto como una cosa puede ser a la vez discriminatoria y positiva ya que el concepto de discriminación es eminentemente negativo.Pero en todas partes cuecen habas.

Les cuento.

No hace muchas fechas, la prensa se hacía eco de que la Sala de lo Criminal de Coutances (Francia) absolvía a un emigrante de religión musulmana de un delito de violación argumentando “no tener el acusado los códigos culturales necesario” y pese a haber sido condenado en otra ocasión por un hecho similar a dos años de prisión.

Ítem más. Durante el interrogatorio hubieron de separarle varias veces de la traductora, e incluso poner un agente entre los dos, por sus repetitivas intenciones de tocarle el culo, sin que ocurriera nada, ni siquiera una llamada de atención de sus señorías.

Y de esta forma, al no tener alguien integrados los códigos culturales podrá realizar atentados que a cualquier francés llevaría irremediablemente a la cárcel y a otros da patente de corso para sobar o violar a las francesas sin tener que respetar ni cumplir más códigos que los suyos. Y quien dice francesas dice vecinas de cualquier otra nación, ciudad, pueblo o aldea. Con no tener asimilados “los códigos culturales” de cada zona, sus señorías, subidos en su tarimas y provistos de sus puñetas y birretes, los agresores se irán de rositas haciendo un ostensible corte de mangas al respetable

Pero lo que más me llama la atención es que no ha salido a protestar ningún grupo feminista ni de allá, ni de acá, ni acullá; ni siquiera las de Femen han sacado sus pechos al aire en señal de airada protesta.

¡Cosas veredes mío Cid!

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.