CANGAS DEL NARCEA.- Milenario de Santiso

Y dentro de otros mil años, el tejo plantado al lado de la capilla dará fé de la celebración por los cangueses del primer milenario del barrio bodeguero de Santiso y su capilla.

Sentí mucho no poder estar presente porque sé de la ilusión con que los vecinos lo prepararon y la entrega y fe en el futuro con la que lo celebraron. Y es que los cuerpos acusan más el paso de los años que las cosas y esa realidad puede más que las ganas y la ilusión. Mi especial enhorabuena para todos ellos

Y sí acudió para celebrar la misa el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, el alcalde, José Víctor Rodríguez,  miembros de la corporación así como otros de la Cofradía del Vino que dieron color al acto.

Joaquín Fernández, alma de las actividades del barrio, y presidente de la asociación cultural “Santiso y Llamas”, no dudó en mostrarse orgulloso: “Es importante que recordemos nuestra historia, que sepamos lo que tenemos, porque todavía faltaban 500 años para que Colón llegase a América cuando Santiso ya estaba aquí. La celebración de este milenario supone “recordar nuestra historia y a nuestros antepasados porque, aunque en la vida no puedes hacer pausas, sí se puede hacer un pequeño paréntesis para mirar al pasado”. También reclamó la conservación del patrimonio. “Aprovechamos para pedir al arzobispo una colaboración para restaurar la imagen del santo porque queremos continuar manteniendo lo que tenemos para que las generaciones venideras lo reciban al menos como lo recibimos nosotros”.

En la historia de la capilla de Santiso ahondó el catedrático Alfonso García Leal, en una ponencia previa a la celebración. En ella relató cómo Santiso fue creado como un pequeño monasterio familiar fundado por las familias de los Tructinos y Tellos en una fecha incierta, aunque insistió en que, “con seguridad”, para 1019 ya estaría en pie. También hizo referencia a que se trató de un monasterio activo, con una comunidad de monjas, y que antes de pasar a formar parte de Corias su propiedad se dividió en muchas partes debido a la transmisión hereditaria, lo que hizo que el monasterio de Cornellana y la catedral de Oviedo llegasen a tener pequeñas participaciones en la misma.

Mercedes Pérez y Benito Álvarez, miembros del “Tous pa tous” hicieron un breve repaso de la historia del vino y la vinculación del barrio con las viñas y su elaboración.

Se puso en funcionamiento la antigua prensa del lagar de Santiso, incluida en el Museo del Vino.  Datada en el año 1579 fue restaurada en 2002 y “es la segunda vez que se pone en marcha”, precisó Fernández Díaz.

La misa fue oficiada por el arzobispo, Jesús Sanz Montes, acompañado por el coadjutor cangués Juanjo Blanco Salvador, y cantada por un quinteto del grupo “In Paradisum”. Sanz puso de manifiesto la importancia de este templo de apenas treinta metros cuadrados al que la gente “acudió con sus lágrimas y sus sonrisas”. Sanz Montes destacó también las cualidades del vino de la tierra de Cangas «porque en Asturias se brinda con sidra, pero también con el vino de esta tierra», pronunció el arzobispo mientras alzaba la copa para brindar por los mil años de esta capilla.

Por su parte, el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, calificó al día como “histórico», resaltando la belleza del barrio por “ser un polo de atracción turística y de identidad del vino”.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.