CANGAS DEL NARCEA.- Remembranzas festivas canguesas I

 

(Desde hoy y durante las fiestas publicaré una serie de remembranzas de distintas épocas y distintas gentes localizadas esencialmente en el día 16 de julio, anteriores y posteriores. Estas remembranzas está siendo también radiadas en Onda Cero de Cangas.

 Aquella procesión de mañana

  Era la mañana del día 16. Los niños seguían viviendo especialmente las fiestas

Y salió la procesión solemne, lenta, con la imagen de la Virgen escoltada por hombres trajeados, con sombreros de estreno, y mujeres de domingo gordo. Y la manga, y el estandarte, y los monaguillos. Y don Dositeo tieso y estirado bajo su capa pluvial. Y don Ernesto, siempre en segundo plano, empequeñecido, callado…y las gaitas.

Sonaban voladores y palenques y nosotros, lo niños, corríamos de allá para acá entre el Prao el Molín y el río. Estábamos orgullosos con nuestros pantalones largos y las camisas limpias y recién planchadas. Lo malo era que no duraba mucho la elegancia. No tardamos ni media hora en ponernos perdidos de tierra y restos de pólvora de las varas.

 Gente arriba y gente abajo,

en ventanas y en terrazas.

Las almenas tan a tope,

la calle Mayor se ensancha…

Y el campanón de la iglesia

Se impone sobre Ambasaguas.

 Y es justo allí, en esa calle empinada, en una pequeña ventana asoma un rostro sencillo y lleno de arrugas que firman más de noventa Descargas. Mira a la Virgen tranquila y con ese lenguaje que da ya la confianza le dice estas sencillas palabras:

-Mia que te digo nena. Este año lo mismo que anantias, ya lo de siempre: Que no se manque naide.

Y nos dice y asegura que, año tras año, la Señora la mira, la guiña un ojo, asiente y calla.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.