La foto y su pie.- Han vuelto el nublo y las nieblas

Larna

Han vuelto el nublo y las nieblas. El sol, tras lucir dos días, decidió marcharse hacia otras tierras, hacia La Villuercas, y quedarnos de nuevo envueltos entre gotas de orbayo mañanero y vespertino.

Quedó la niebla a media ladera de la montaña y desgarrados hilachos de caprichosas formas bajaron hacia el valle cargando de gotas los árboles frutales que flanquean los solitarios caminos.

He vuelto a la cazadora y el chubasquero cuando agosto enfila raudo su última semana y los veraneantes, los pocos que van quedando en los pueblos, comienzan a sentir la niebla de su invierno laboral y a cubrirse de añoranzas de lo aún no terminado.

El viejo peral y los manzanos se dejan acariciar por el orbayo y esperan, tiritando sus hojas, que vuelva el calor que madure sus frutos. Otros lo esperamos para que caliente nuestros ya desgatados huesos

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.