CANGAS DEL NARCEA.- Se espera vendimiar unos 100.000 kilos de uva

No ha sido mal año para las viñas. El tiempo ha dado tregua a los viticultores de la Denominación de Origen Protegida Vino de Cangas tras dos años en los que la climatología se ha mostrado un tanto adversa y las enfermedades las vides mermaron la producción.

La vendimia comenzó lentamente durante el pasado fin de semana con las variedades de uva blanca y se irá incrementando lentamente, aunque en estos inicios haya que estar esquivando al agua

Los bodegueros se encuentran esperanzados y prevén una producción de unos 100.000 kilos de uva en buen estado ya que “vino muy buen tiempo, con pocas lluvias y eso ayudó a que todo vaya por buen camino”, señaló el presidente de la DOP, José María Martínez.

Como es costumbre, la  vendimia arrancó con más fuerza en el concejo de Ibias  donde el fruto madura unos diez días antes que en las parcelas canguesas en las que en algunos casos  se retrasa incluso principios de octubre, dándose el caso el algunos años que llega la Fiesta de la Vendimia con el peonaje aun en la viñas. Será el albarín blanco la variedad que primero se recoja, abriendo el camino al resto según vayan alcanzando la maduración óptima. Una a una, se comenzará por las viñas viejas mientras los viñedos más recientes aguardarán su turno. Según Martínez, al haberse producido tres días de lluvia y cuatro días de niebla posteriores durante la floración mermó sensiblemente la cantidad total. “Este ‘tropiezo’ provocó que en algunas variedades no cogiera bien la flor y algunas uvas no llegaran a desarrollarse plenamente. Se conoce como el fenómeno del corrimiento, que aquí todos llaman ‘amillaramiento’ y que hace que en los racimos haya unas uvas pequeñas y otras grandes. En resumen aseguran que no habrá una gran cosecha, pero sí será mejor que el año pasado.

Abrió la campaña la bodega de Adrián Fernández, Señorío de Ibias, que debutó en la campaña del año pasado En su primera vendimia logró producir 1.200 botellas de blanco y otras tanto de tinto. Este año espera recoger 15.000 kilos de uva.

En la bodega Monasterio de Corias estiman una producción de unos 50.000 kilos de uva, pese al amirallamiento, que mermó el rendimiento de la uva. Su producción máxima fue en 2013, cuando llegaron a recoger unos 90.000 kilos y el año pasado tocaron fondo con apenas 30.000.

El proyecto de la DOP “goza de muy buena salud” según destacó su presidente. De hecho, este año la superficie inscrita creció 10 hectáreas, pasando de 36 a 46 aunque no se espera que este crecimiento afecte mucho a la producción, pues se trata de viñedos nuevos con una producción aún muy baja.

A las producciones de las seis bodegas existentes :Monasterio de Corias, Antón Chicote, Chacón Buelta, Vidas, Vitheras y Señorío de Ibias, se sumarán la bodega ‘La Verdea’, en el pueblo cangués de Puenticiella, y otra en Ibias, cuyo expediente aún está por cerrar. La próxima campaña contará, por tanto, con ocho bodegueros a pleno rendimiento en la DOP.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.