BERZOCANA.- Miel de jara

Miel de jara. La abeja liba néctar de la flor de jara para transformarla en miel de sabores villuercanos.

Un poco más allá del añorado y ya casi inexistente Peral de la Mozas, el paseante se encuentra con la escena. Es una abeja local, extremeña. Aún no han llegado a la comarca los avispones asiático, la malhadada velutina que mata a las abejas y ataca inmisericorde a las colmenas.

Liba el néctar la abeja evocando primaveras ya idas cuando comienzan a caer las hojas y, canchos abajo sopla, aún suave, el aire de las castañas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.