La foto y su pie.- Crepúsculo en el adiós

A cada día le llega su atardecer y a cada momento de vida su final. Hace poco más de una semana les saludaba desde esa misma terraza frente a la brisa del oeste. Hoy les digo adiós desde el mismo lugar. Adiós al mar y a la cadencia de la olas que no, mientras vosotros no lo decidáis, a mi contacto escrito.

El rojizo atardecer pone contraluz a un adiós que ha de convertirse en hasta luego en otros momentos y, quizás con otros soles, pero plenos también de vida y esperanzas.

Al fin y al cabo algunos estamos dejando ya atrás el otoño vivencial aunque nos agarremos con optimismo a un eterno verano.

Extremadura me espera

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.