CANGAS DEL NARCEA.- Dos años de cárcel para el empleado de Liberbank

La Audiencia Provincial ha condenado a un empleado a dos años de cárcel por apropiarse de 50.000 euros de la entidad bancaria para la que trabajaba y de la que fue despedido tras advertir que, desde su terminal, había gastado esa cantidad en 706 operaciones en casas de apuestas online, en Cangas del Narcea.

El acusado, C.V.G.R., deberá indemnizar a Liberbank S.A. en 32.041 euros y a la aseguradora Caja de Seguros Reunidos S.A. (Caser) en 17.958 euros por su autoría en un delito de apropiación indebida.

El tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial reconoce en la sentencia, según nota de la agencia Efe, que, si bien no hay una prueba «directa» de que el acusado ha cogido materialmente» los 50.000 euros, en un fajo de billetes de 50 euros, los indicios que existen en su contra no generan duda alguna.

La Sala considera que C.V.G.R. cometió “un acto único apropiatorio” y no un delito continuado, al no constar que las diferentes cantidades que se reflejaron en su cuenta o se vincularon con su tarjeta de crédito fuesen fruto de otras tantas apropiaciones porque no se revelaron contablemente por la entidad.

El tribunal cree que pudieron ser expresión de su dedicación al juego online con dinero del que él disponía, cuyo origen no pueden afirmar que esté en “las particulares apropiaciones delictivas”.  La sentencia resalta que su inclinación al juego es algo reconocido por él mismo, cuando asumió que realizó cargos de casas de apuestas por internet, desde su terminal, pese a tenerlo prohibido.

Esta circunstancia que, según el tribunal, “lo aproxima, como poco, a una ludopatía”, se erige como uno de los indicios sobre el móvil de su actuación al apropiarse del dinero “acuciado por los compromisos que se suelen contraer en esos envites y de los que también hay una prueba que lo ratifica”.Esa prueba es el testimonio de una de las testigos que aseguró en el juicio, celebrado el pasado 14 de noviembre, que dos personas con “mala pinta” acudieron a la entidad bancaria y querían que les atendiera el acusado, quien estaba “inquieto”, hasta el extremo de que tuvieron que pedirles que se marcharan de la oficina.

El tribunal también ha tenido en cuenta el testimonio de un amigo del acusado, a quien éste había mostrado una caja de zapatos llena de dinero «probablemente más de 50.000 euros», señala la sentencia, que le dijo dónde la iba a guardar «por si le pasaba algo».

El acusado había reconocido en el juicio que había gastado desde su terminal 51.884 euros en 706 operaciones de apuestas online, pero negó que fuera con dinero de la sucursal.

La Fiscalía y los abogados José García-Ovies y Javier Leiva, que ejercitaban la acusación particular en nombre de Liberbank y Caser, respectivamente, interesaban dos años y ocho meses de prisión por un delito continuado de apropiación indebida.

La sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer un recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.