ENCLAUSTRADOS XLVII.- Fiestas: Tiempo al tiempo

Miércoles día 29.- Otra vez ha llegado el día desnudo de soles. Agoniza el mes de abril que si bien ha sido pródigo en aguas, especialmente en aquellas zonas de España que más la necesitaban, no lo ha sido aquí de luz y calor. Nublos mañaneros y tempranos en la tarde. Más oscuros que claros.

Nos abren la puerta al enclaustramiento, levemente en principio, con regulaciones y normas, No sé por qué razones me temo que se van a incumplir muchas de ellas especialmente en lo que respecta a los tres unos: una hora, un kilómetro, una persona. Y es que bajo mi ventana pasan ya diariamente algunos de los paseantes habituales con los que me cruzaba en las tardes aquellas de paseos libres de espacio y tiempo. Y lo hacen sin esconderse, sin bolsa o periódico para despistar; como si no ocurriese nada.

Y no entiendo muy bien las presiones del personal para que el alcalde de Cangas declare ya mismo si se van a celebrar o no las Fiestas del Carmen. Ni el presidente del gobierno tiene idea de lo que va a ocurrir en julio o cómo van a desarrollarse las cosas. Entendería que quizás el desasosiego de aquellos profesionales que dependen en parte de su economía de estos eventos, o de su necesidad de tiempo para la organización, pero no la del personal de a pie instigando desde la Redes.

Y antes esta injustificada preocupación el alcalde cangues ha declarado en los medios:

“Tenemos todos los escenarios abiertos: tanto celebrar como no. De celebrarlo sería con la actividad que nos vayan a permitir, que será mucho menor. Es muy pronto para tomar una decisión, más cuando está todo contratado y necesitamos 15 días para aprobar los planes de emergencia y seguridad. Cualquier decisión se tomará con la Sociedad de Artesanos, delegación del Gobierno y la Federación de Peñas. Los datos de la pandemia pueden cambiar en cualquier momento y para julio quedan tres meses

La suspensión de las romerías más importantes de Asturias es una realidad cada vez más cercana. San Pedro en Tineo y el Arbolón en Cangas se nos vienen encima, y hay que organizar y, esencialmente, buscar financiación, para muchos de sus actos.

Pasa el día tristón y oscuro con la esperanza del sábado en lontananza. Y en mi paseo vespertino me vienen a la memoria aquellas salidas en tropel del cuartel en mis años de mili cuando el corneta tocaba paseo

Paciencia y feliz jornada

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.