La foto y su pie.- Reflejos de luz y silencios

Juega la tenue luz rojiza del atardecer con los espacios de silencio en la aldea. Nada se mueve. Ni tan siquiera las hojas de los árboles susurran a la soledad de la calle.

Ha iniciado el verano su declive y el obturador del fotógrafo ha sonado casi como un trueno en la tarde. Quizás por ello se han sonrojado las nubes.

Agota sus días el verano y el otoño, que ya se asoma en lontananza, anuncia el sonido del silencio por las calles y los caminos. Hasta ahora se han oído gritos infantiles bajo las paneras y junto a las fuentes. Pero los reclamos laborales de los padres capitalinos callan las alegrías libertarias de los hijos.

Todo ha de volver a su ser en tiempos de agobios; incluso en el contrasentido de dejar la placidez de la aldea para volver al agobio. Es el sino de los tiempos

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “La foto y su pie.- Reflejos de luz y silencios

  • el 30 mayo, 2020 a las 10:59
    Permalink

    Precioso relato muy fiel la descripción de lo que sucedía y todavía sucede en los veranos de los pueblos aunque cada día menos y es una lástima…porque nacen menos niños.. las generaciones que habitaban los pueblos van desapareciendo poco a poco e ir estos lugares no teniendo familia, se torno aburrido…Debiéramos apostar algo más por estos sitios que aunque llegue el otoño…no suelen venir fríos, más bien cálidos…No debieran de morirse unos lugares cargados de historia y estrecheces pero a la vez gozaban de cierta felicidad…que hoy está desaparecida…Venir a ellos es como querer absorber la paz que transmiten a sorbos muy grandes y dejar la mente libre….Algo que en las ciudades se torna difícil…Los pueblos son nuestro pasado reciente…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.