La foto y su pie.-Música y tiempo

Escapan las notas de la partituras que reposan en los atriles cabalgando sobre el atardecer cangués. Quedan fijados cuerpos y expresiones en el encierro del momento fotográfico. Es relativo el tiempo.

La Banda canguesa muestra sus conocimientos ante un público que, de pie, sigue entregado compase y arpegios que brotan de los instrumentos de los jóvenes intérpretes. Llama la atención el número de músicos y su juventud y surge la primera pregunta. ¿Qué habrá sido de la mayoría de ellos?.

Ha menguado mucho la Banda desde entonces. ¿Es el signo de los tiempos o la dureza de la obligada emigración que señala la falta de trabajo?. Puede que ambas se fundan en un todo inesquivable.

Se han escapado las notas pero ha quedado estático el tiempo. Y éste, en su momento, es el que dejo a criterio de los lectores en el convencimiento de que para unos, lo mayores, el trascurrido desde entonces y el momento actual habrá pasado poco; para otros, los más jóvenes, el tiempo trascurrido puede  irse hasta casi la prehistoria de Cangas.

NOTA.- Les adjunto una ampliación parcial por el aquel de las identificaciones

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.