¿Cada cosa en su sitio? Hay que “joerse”

Observadora sí es, al menos en mi creencia de que la foto es suya. Y si no es así le concedo el mismo mérito por cuanto ha sido ella, mi paisana Flor García Herrera, la que la hecho llegar a las Redes.

Yo, que soy muy mal pensado, he querido ver en ella quizás un anticipo de lo que nos aguarda si los encargados de regirnos y preparar a los más jóvenes para el futuro convienen en que para avanzar en los estudios y el conocimiento no es necesario aprobar todas las materias, que se puede pasar de curso aun cuando uno arrastre un buen puñado de suspensos. Ya saben,  “Ley del mínimos esfuerzo”  y “que nadie se quede atrás”, aunque no se especifique detrás de qué.

No sé el requerimiento de titulación que al Ayuntamiento correspondiente habrá exigido al encargado de plantar los árboles a lo largo de la calle que la foto señala, si arquitecto, ingeniero, aparejador, perito, maestro de obras… u otro alguno de más hondo calado y actualidad. De lo que sí estoy seguro es que no lo ha hecho ningún peón del departamento de Parques y Jardines. De haber sido así seguro que cada tronco estaría en su alcorque, pues así dice la RAE se denomina el cuadro preparado para ello, y no en el medio de la acera rompiendo la misma y sin protección alguna.

¿O se plantaron primero los árboles y después se habilitó el lugar para ello?

¿O fue al revés?

¡Manda o carallo! que diría el gallego. En castellano sonaría demasiado fuerte.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.