Calle La Fuente 1.964

En esta foto de 1.964, perteneciente al archivo de La Nueva España, puede apreciarse como aún, si se compara con la actualidad, la calle La Fuente conserva especiales detalles que definen su esencia a lo largo de los tiempos.

Dejo a la curiosidad del lector el perseguir y comparar detalles o evocar un rincón o una esquina, pero quisiera llamar especialmente su atención hacia dos detalles. De un lado, el cartel que ubica al antiguo Bar Chispas que, estoy convencido, aún perdura en la memoria de muchos cangueses; al fin tan solo han pasado 56 años, una nadería en el devenir de la villa, sus calles y sus cosas. De otro, el empedrado culpable de múltiples resbalones dada la pendiente de la calle y, como también se aprecia, el hecho de que las piedras estuviesen muchas veces mojadas como consecuencias de que, en aquellos años, aún se tiraba el agua sobrante de las faenas doméstica a la calle por la que corría libremente. Si helaba, el trastazo estaba asegurado.

Y estoy seguro de que el lector se ha fijado también en el abigarramiento de macetas en el balcón de madera. Se encuentran todas floridas, lo que apunta que la foto debió ser tomada a principios o mediados del verano, o quizás en julio por algún reportero que viniese a cubrir las fiestas del Carmen.

Y colgado en las cuerdas del secadero del balcón, unos pantalones.

Otros tiempos, otras costumbres, otras gentes

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.