MUJERES PROTAGONISTAS DE UNA ÉPOCA QUE SE ACABA

Somos las últimas testigos de la decadencia de las aldeas y el fin de las pequeñas economías rurales

Primero se cerraron las iglesias, después las escuelas, seguidamente los chigres y por último se fueron los jóvenes

Algo más de doscientas mujeres de las diversas zonas rurales que configuran el concejo cangués se concentraban no ha muchos meses en el Palacio Conde de Toreno en la clausura de los talleres itinerantes organizados desde la Concejalía de la Mujer en los que han participado. Entre las asistentes apenas pudimos encontrar jóvenes.
Según nos señalaba Luisa Fernández, del Río de Rengos, “somos las últimas testigos de la decadencia de las aldeas y el fin de las pequeñas ganaderías rurales”. Luisa se explicaba y sus compañeras asentían con convencimiento. “Cuando nosotras éramos mozas, la ilusión de las madres era encontrar un buen muirazo (heredero de la casa y las tierras en los pueblos) para casarnos, era la forma de asegurar el futuro. Ahora nuestras hijas, y no digamos nuestras nietas, no quieren oír hablar ni de muirazos ni de quedarse en el pueblo, ni de atender vacas ni huertas”.
Ana apostillaba señalando que, “como mucho se quedan a vivir en el pueblo por la cosa de la vivienda, pero quieren trabajar en Cangas o en un sitio más grande. Las aldeas quedaran sin nadie”.
Con un ejemplo gráfico nos sintetizan el decaimiento de las aldeas: “primero se fueron los curas y cerraron las iglesias, después los maestros y nos quedamos sin escuelas, por último los chigres que nos quedaron sin tertulias ni lugar de reunión, y por último nuestros hijos”. Todas están convencidas de que son las últimas de una época. “Nosotras hemos sido el sostén de la casa, las pequeñas ganaderías y los pueblos. De momento no vemos por ningún lado el relevo”.
Los talleres citados se desarrollaron en los núcleos rurales de Robledo de Tainás, Bornazal del Acebo, Carceda, Besullo, Cibuyo, Trones, Vega de Rengos, Carballo y Villager. Profesionales de distintos campos de la psicología, filología y enfermería, que además son expertas en género, fueron las encargadas de impartir los talleres, junto con el personal del Área de la Mujer del ayuntamiento de Cangas del Narcea.
Rosa Cid López, profesora de la Facultad de Historia de la Universidad de Oviedo, impartió la conferencia “Las mujeres y el medio rural: una visibilización necesaria
Los objetivos del programa de Talleres Itinerantes son el fomento de la participación social de las mujeres propiciando el encuentro y la relación entre las destinatarias, fomentando las redes sociales de mujeres de la misma zona, así como incentivar la evolución de mentalidades y cambio de actitudes que faciliten la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida pública y privada sin prejuicios sexistas, dando a conocer a las participantes la importancia las políticas de igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la sociedad.
Muy bonitas palabras que, en el día a día, chocan con la dura realidad del campo asturiano que se muere en el olvido entre las nostalgias de los mayores y la huida de los más jóvenes. Solos los caminos, abandonados los prados, cayéndose las iglesias y los edificios escolares y cerrados los chigres. La figura del chigrero no ha sido declarada especie en extinción.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.