La luminotecnia canguesa Pablo triunfa en Italia

La empresa ha ideado un nuevo sistema de módulos de cañones montados sobre sólidas bancadas que aumentan la seguridad

Pirotecnia Pablo,de Cangas del Narcea ha resultado ganadora del “Campionato Mondiale di Fuochi d’Artificio d’Autore Caput Lucis – Roma 2011”, celebrado entre el 7 y 11 de septiembre en la localidad de Vallmontone, en Italia.
El diseño de Pirotecnia Pablo fue exhibido ante el público en la noche del viernes, 9 de septiembre, en un espectáculo “totalmente innovador, lleno de luz, color y múltiples novedades que hicieron las delicias de los asistentes”.
Este premio viene a incrementar el amplio palmarés de esta empresa canguesa, que cuenta con más de cien años interrumpidos de actividad “dando al fuego todos los matices del arte, utilizando el diseño con las más avanzadas técnicas informáticas, la sincronización, el disparo electrónico y con un equipo humano especializado capaz de ofrecer el mejor espectáculo con la mayor seguridad”.
En el e concurso, amén de Italia participaron empresas de China, Inglaterra, Malta y España.

Pirotecnia Pablo acumula ya una buena colección de premios nacionales e internacionales con participación en muy diversas fiestas y certámenes como los conocidos de Bilbao, San Sebastián, Tarragona, Blanes, Pamplona y Gijón, entre otros. Este año logró un gran triunfo en La Coruña en las fiestas de María Pita. Era la primera vez que esta empresa de Cangas de Narcea, realizaba este disparo en A Coruña.
Llamó especialmente la atención que no se podían ver apenas cañones, y es que Pirotecnia Pablo está desarrollando en su departamento de I+D+i un nuevo sistema de módulos de cañones montados sobre sólidas bancadas. Podríamos decir que se trata de un cajón de chapa que se transporta como un palet y que va cargado con numerosos cañones en su interior que varían según el calibre.
Según José Manuel Fernández de la Villa, gerente de la empresa canguesa, con ello se pretende reducir el tiempo de montaje y a su vez aumentar la seguridad de los espectáculos, ya que este armazón de chapa aísla una posible explosión en el mortero de tal forma que solo se proyectaría fuego a modo de volcán. “La idea es poder transportar directamente en el camión los módulos cargados y preparados desde la fábrica y ya en el terreno conectar las líneas, de tal forma que necesitaría menos personal trabajando en los montajes in-situ”.El sistema está siguiendo los trámites y si todo va bien próximamente estará patentado.
Pirotecnia Pablo acumula cuatro generaciones, más de cien años ininterrumpidos, dando al fuego todos los matices del arte. Fue el bisabuelo Maximino Fernández “El Tarrabeño”, quién allá por el ya lejano 1885 inició la saga. A Maximino le sucedió su hijo, Pablo Fernández, el saber fue creciendo; luego sus nietos José Manuel y Pablo darían una profunda y original transformación a la empresa familiar, hasta crear en 1992 un recinto industrial en el que se aunarían tradición y nuevas propuestas sumado a una explosión imaginativa sin precedentes.
La saga generacional se completa con el actual director técnico, Jose M. de la Villa.
Un pasado de conocimientos sabiamente transmitidos, dedicación, pasión esfuerzo y amor por esta profesión han podido situar a Pirotecnia Pablo a la vanguardia de la pirotecnia actual; siendo líderes en espectáculos “piromusicales” (combinación perfecta de luz, fuego y música)y permiten, además, afrontar un futuro más que prometedor.

Publicado parcialmente en La Voz de Asturias

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.