121.000 kilos de uva de calidad entraron en las bodegas acogidas a la IGP

Aumenta la producción del blanco cuya calidad se abre paso en los mercados

La IGP de los Vinos de la Tierra de Cangas ya ha facilitado las cifras correspondientes a la vendimia de este año. En total, en las seis bodegas acogidas a la cita denominación, han entrado un total de 121.000 kilos de uva, de ellas 86.000 correspondientes a las producciones de tinto y 35 a las de blanco. Ello viene a suponer un 50% de la producción total que se cosecha en todo el territorio de la marca de calidad. El producto de otras muchas pequeñas viñas se emplea para el consumo propio y su cantidad no está cuantificada.

La producción de tintos se mantiene en lo que a los tintos respecta mientras que la de los blancos aumenta ante la calidad que los mismos está presentando y, por ende, el aumento de la demanda.
El buen tiempo habido a lo largo del mes de septiembre y hasta mediados de octubre ha favorecido la maduración de la uva, que se recogió en unas condiciones “óptimas”, tanto en el aspecto fitosanitario como alcohólico. Para el presidente de la IGP, la calidad de este año es “bastante buena, aunque habrá que esperar a la primavera para calificar la añada”.
Distintos enólogos de diversas procedencias vienen destacando “el potencial y las variedades únicas de la comarca que dan como resultado unos vinos singulares, especialmente en lo que a los blancos respecta”.
Las primeras variedades que se vendimiaron, como el albarín blanco y el verdejo tinto, obtuvieron unos parámetros de muy buena calidad, aunque se producen diferencias entre unas zonas y otras al variar el proceso de maduración según las viñas, su orientación y las variedades. En un primer avance sobre la calidad de los vinos de esta añada se avanza que aparecerán con “muy buena calidad, mucha fruta y finura en los con una buena concentración de azúcares y grado alcohólico”.
Por otra parte se ha presentado el “Pesgos Roble 2009”, de la Bodega del Narcea, sita en Las Barzaniellas de notable calidad que ha permanecido nueve meses en barrica de roble francés y tres meses de afinado en botella. Por cierto ésta es de nuevo diseño, negra con capuchón y con el nombre serigrafiado en la misma, todo ello “como imagen de marca”, al decir de José Ramón Puerto, teniente de alcalde del ayuntamiento cangués y responsable de la bodega en el momento en que se tomó la decisión de envejecer toda la producción del año 2009 dada la alta calida de la misma.

Las características de nuevo vino han sido especialmente ensalzadas en Navarra por el enólogo José Antonio Cruz, del programa “Sopas con Onda” de Onda Cero. Tiene una graduación de 12,8 º, colo cereza, bueno en nariz con notas especiadas a pimienta, potentes aromas a frutos rojos, rotundo en boca donde el tanino s evuelve sedoso, fondo mineral al terruño y largo en el regusto.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.