COAG-ASTURIAS muestra su satisfacción por la postura del ministro de agricultura de pedir en Bruselas la prórroga del régimen de cuotas lácteas.

Se trata de una reiterada demanda de COAG-Asturias que nos da un pequeña satisfacción”.

La finalización del periodo de vigencia del régimen de cuotas lácteas prevista para el año 2015, es un asunto que viene generando en el sector del vacuno de leche asturiano una gran incertidumbre que, desde COAG-Asturias estan denunciando desde hace tiempo.
Por ello, las palabras del Ministro de Agricultura en el Senado, señalan en COAG, “nos sorprenden gratamente, por cuanto, esta ha sido una reivindicación insistente de nuestro sindicato”.
El debate está de plena actualidad en la Unión Europea y ya el pasado mes de enero se produjo una votación en este sentido, en la cual tan sólo Portugal y Polonia se sumaron a la iniciativa española, presentada por Arias Cañete, Ministro de Agricultura.

“Lo hemos venido reclamando por activa y por pasiva”, ha declarado Mercedes Cruzado, Secretaria General de COAG-Asturias, para seguidamente precisar: la desaparición del régimen de cuotas lácteas y con ello la libre producción, produciría una inundación de leche en los mercados que tiraría por los suelos los precios y dejaría a las industrias materia prima barata y excedentaria. Es algo que nos borraría del mapa a los ganaderos de leche”.

Para COAG-Asturias esta postura del Gobierno español “tiene que ir seguida de otras actuaciones que han de ser de urgente ejecución, como la búsqueda del equilibrio en la cadena alimentaria, en la que los ganaderos de leche somos tratados como unos verdaderos pintamonas, cuando estamos poniendo en el mercado un producto de una calidad extraordinaria, ajustando nuestra producción a todos los controles sanitarios y medioambientales posibles, a costa de nuestro dinero y de nuestro infinito trabajo, que injustamente no se ve recompensado a final de mes por la presión y la fuerza que la gran distribución y las industrias ejercen en el mercado. Es una lucha de David contra Goliat que en algún momento tiene que parar”.

“Como en el caso de los huevos de plena actualidad, o el porcino, y otras que se esperan, las medidas adoptadas por los burócratas de Bruselas irán dilapidando (si no decimos basta, productores/Gobierno, lo que se viene llamando “arrimar el hombro”) uno a uno los sectores productores, la desaparición del medio rural servida en bandeja y la salud del consumidor en serio peligro al tener que comprar alimentos de países donde las normas sanitarias y medioambientales brillan por su ausencia”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.