El campesino, especie en extinción

En el occidente aumenta el paro, el envejecimiento y la pérdida de población

“La especie asturiana en extinción es el campesino, con todos los respetos para el oso”, señaló hace no muchas fechas el exconsejero Jesús Arango, nacido en Los Cabos (Pravia), durante la presentación de su libro “Somiedo. De la trashumancia al parque natural”. Atinado comentario del exconsejero que conoce bien el campo astur.
Toda la comarca suroccidental se está desangrando por la perdida cada vez acusada de población. Y son los pueblos, las aldeas, las que encabezan este descenso. No sé por qué extrañas circunstancias, políticos de todo signo y discurso anuncian y aseguran que entre sus principales objetivos figura el de fijar población. Pero para ello hay que crear primero puestos de trabajo y esto está en manos de empresarios y empresas. Los organismos oficiales no están para crear empleo, pero sí deben favorecer con todas sus fuerzas y entusiasmo la creación de empresas.
No se por qué extrañas circunstancias son muy pocas las empresas relacionadas con la ganadería, la explotación forestal o el turismo que surgen y triunfan en la zona. Hubo unos años en que aparecieron casas de aldea, hostales, hoteles rurales, albergues y alguna empresa relacionada con el turismo. Muy poquitas continúan en la brecha. En otros casos se cobró la subvención y con un truco por aquí y un “está completo” por allá, los llamados a bombo y platillo emprendedores se han encontrado con casas completamente restauradas en el pueblo por un módico precio. Eso sí, tan solo en Cangas del Narcea pueden encontrarse hasta cuatro organismos oficiales distintos, con sus correspondientes empleados, que te asesoran de cómo crear empresas, desde la teoría claro está, y muy especialmente de qué y cuántas subvenciones puedes solicitar. Pero algo falla: Tomando como referente el mes de enero nos encontramos que Asturias fue la segunda comunidad autónoma en la que más subió el paro. Superaba en más de dos puntos el crecimiento medio del conjunto de España. Pero ojo. Ese porcentaje es aún mayor en el occidente, donde aumentó cerca de un 7,7%. Y es que en ese mes, 417 personas se inscribieron en las listas del paro. Así, el Occidente sumaba 5.889 desocupados, lo que representa algo más del 6% de la cifra total de desempleados de la región. Y fíjense: los peores datos absolutos se registraron aquí, en Cangas del Narcea, con 66 nuevos parados. Este incremento sitúa al municipio al borde de los 900 desempleados. La situación es algo mejor en Tineo con 41 desocupados y más empresas de todo tipo. De entonces acá la situación ha empeorado.

Y permítanme que vuelva de nuevo a Jesús Arango. Se pregunta el exconsejero. ¿Por qué poner en cuestión que lo público tenga que ser gratis o que no se pueda cobrar por acceder a los espacios naturales de gran valor? Y puso un ejemplo. Si al parque de Somiedo acuden 186.000 visitantes al año y se le cobrase una cuota de dos euros a cada uno, el ayuntamiento vería incrementarse su presupuesto en un 12%. ¿Se imaginan lo que supondría para Cangas, Ibias o Degaña? .

Pues ahí lo dejamos

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.