CANGAS DEL NARCEA.- El Corpus, buen tiempo y malas composturas

 

 DSC_9594

Un año más Cangas del Narcea celebró el domingo la festividad del Corpus Cristi. Como tantas otras fiestas, los nuevos tiempos han movido las fechas y aquel jueves del Corpus que, según el dicho, junto a los de la Ascensión y el  Santo “brillaban más que el sol” ha pasado al domingo más cercano.

Tiempo espléndido y balcones del recorrido con muchas banderas y adornos. En el suelo, el fenoyo cuyo típico olor se expendió por las calles del recorrido procesional y provocó algún que otro resbalón a los no avisados.

DSC_9589Aunque acudió bastante gente han quedado ya atrás aquellas grandes asistencias de otros años. Si el buen tiempo contribuye a lucir los actos y a lanzarse a la calle, también es cierto que anima enormemente a mucha gente a desplazarse a las playas y especialmente a los pueblos del concejo origen de gran parte de las familias que ahora viven en la villa. Ambas cosas se notan. Por otra parte creo recordar que desde que acudí a la procesión por primera vez allá por los setenta esta ha sido la primera que he visto en la misma un solo sacerdote, en este caso don Jesús. Ni siquiera estaba el actual párroco cangués, Vicente Soler Soler,   seguro que atendiendo otras parroquias.

Disminuida también la Banda de Música y disminuido el Coro que interviene en la bendición que se produce en la Plaza del Conde de Toreno. Notable disminución también en los niños de Primera Comunión.

Terminada la procesión, un cangués se acercó a saludar al radiofonista Miguel Ángel Pérez y a mí y nos hizo, más o menos, el siguiente comentario:DSC_9582

-Hace muchísimos años que no estoy en Cangas en esta fechas. Vengo totalmente avergonzado e indignado. Nunca creí que vería en Cangas la falta de respeto y de educación ciudadana que he visto hoy al paso de la procesión: las terrazas llenas de gente gritando y dejando apenas espacio para el paso. Me he sentido profundamente avergonzado, creo que los cangueses que creen se merecen, al menos, un respeto de los que no creen.

No fue él solo. En la misma línea se pronunciaron otras personas que incidían en la falta de respeto de muchas de las personas que ocupaban terraza y aceras hacia aquellos otros cangueses que sí creen. Entra aquí en escena lo que siempre se ha venido llamando “educación ciudadana” o el “saber estar” en el terreno de la convivencia y las ideas entre unos y otros. Es una cuestión de “compostura” aunque ya saben lo que se dice al respecto: la compostura se aprende con los años, aunque algunos no lo aprenden en la vida.

DSC_9576

Y hablamos de educación y saber estar de unos con respecto a otros, no de creencias religiosas o exposiciones públicas de determinada fe religiosa. Eso es otro campo.

DSC_9580

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.