CANGAS DEL NARCEA.- A vueltas con el matadero. Tras treinta años anunciando su construcción, el personal no se fía.

Inicio de las obras

Inicio de las obras

Las máquinas llegaron a la parcela reservada al respecto en Tebongo y comenzó el movimiento de tierras. Esta vez parece que la cosa va en serio y las obras para la construcción del tan traído y llevadero matadero se inician. Pero claro esto ha ocurrido ya otras veces a los largo de los últimos treinta años. Cada vez que se acercaba tiempo electoral, el gobierno municipal de turno anunciaba las obras.

Quizás por ello, para los partidos políticos en la oposición como son  IU, PSOE y Foro, el comienzo de estos movimientos de tierras en Tebongo no son sino “un reclamo electoralista. Hay que reseñas también que, amén de los representantes de los tres partidos, es también mucho el personal que desconfía de que la obra acabe en la apertura del complejo. Entre otras razones se esgrime especialmente su “operatividad económica”  dada la situación de los más cercanos, como Tineo o Ibias, y la competencia que surgiría entre ellos y que podría terminar con todos.

Samuel Areces, de IU, asegura que no cuentan con información concreta pese a que  “la hemos pedido en varias ocasiones y, es el día  de ho, y no hemos visto más que un convenio con el Ministerio de Agricultura de dos páginas que no da mucha información”. El portavoz de IU asegura que su grupo está a favor de la construcción del matadero pero “de una forma seria y contundente”. A pesar de no conocer en profundidad el actual proyecto, Areces asegura que “por declaraciones que he escuchado al alcalde el nuevo matadero será más pequeño del que habíamos previsto nosotros en 2011 cuando estábamos al frente del Ayuntamiento”. Areces recuerda que en el último año de mandato de IU, el Ayuntamiento contaba con 550.000 euros de la Consejería de Medio Rural para invertir entre 2011 y 2012, “momento en el que debió licitarse la obra”.

Para José Víctor Rodríguez, secretario general de los socialistas, no se puede hablar de matadero “sino de la construcción de un edificio, porque nadie nos ha dicho que tipo de gestión va a tener”. Además, considera que no lo verán en funcionamiento para el siguiente mandato. Lamenta que “única y exclusivamente se esté hablando del edifico y no de la gestión”. Dudan de que “el alcalde sepa cómo se va a gestionar, simplemente lo está utilizando de manera electoral”.  El PSOE asegura que tienen claro que se debería apostar por una gestión mixta pública y privada “en la que haya un porcentaje de participación de las administraciones estatal, regional y municipal y otro porcentaje de capital privado, donde los beneficios se repartirían en función de las aportaciones” e insisten en que el equipo de gobierno debería desvelar cuál es su plan para el futuro matadero: “Si será una gestión mixta o solo privada y, en el último caso, cómo sería la cesión de la nave, ya que los cangueses no vamos a pagar 1,5 millones de euros para construir un matadero que beneficie a una empresa privada”.

La visión del portavoz de Foro, Ángel Luis Flórez, es que “las obras del matadero acabarán como los dos agujeros que tenemos en Cangas del Narcea, el que iba destinado al centro de salud en la Cortina y el del centro de mayores en el Reguerón”. Flórez se pregunta dónde está el dinero para financiar la obra y asegura que el Ayuntamiento no lo tiene, “a no ser que aparezca por arte de magia”. No obstante expresa su deseo de que la obra se lleve a efecto porque “es un servicio muy beneficioso para los ganaderos”. Pero insiste: “Visto el proyecto, las anualidades y las no firmas en los documentos que nos han mostrado creo que es un brindis al sol”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.