CANGAS DEL NARCEA.- Y el tomate fue el rey de la villa

José Ron, alma y acción del Festival del Tomate de Cangas del Narcea está ya en condiciones de dar carácter regional al certamen. Su éxito continuado, las respuesta de hortelanos, profesionales y público en general, avalarán complacidos esta decisión. El festival ha venido a consolidarse como un día festivo que bien puede cristalizar en un especial día de feria de hortalizas autóctonas y de fiesta. En el momento que Pepín y su equipo lo decidan estoy completamente seguro de que le llegarán los apoyos necesarios. Bueno, algún cantamañas autoprogresista seguro que aparece para tocar las narices al personal. También es tradición.

Arropada por mucho público y un especial cariño, esta edición, como las anteriores, se disputó en el restaurante Blanco, que exhibió en una mesa la calidad de los productos que concursaron. En esta ocasión ha sido Marta Suárez, vecina de Soto de la Barca (Tineo), quien ha ganado el premio al mejor tomate de la huerta del Narcea. El segundo premio fue para Javier Marcos, de Santa Eulalia de Cueras seguida por Marisol Rodríguez, de Robledo de San Cristóbal, Cangas del Narcea. Según el jurado, es la primera vez que uno de los clasificados gana también el premio al mayor tomate. El que presentó Marisol Rodríguez tuvo un peso de 1.295 gramos.Concursaron 61 productores procedentes de Cangas del Narcea, Pola de Allande y Tineo. Pese a todos los pesares se alcanzó el máximo de participantes que tiene establecido el concurso y, lejos de lo esperado por las inclemencias meteorológicas, se contó con buenos ejemplares.

Los cocineros Álex Sampedro, Diego Regueiro, Ricardo Sotres, Nacho Manzano, Esther Manzano, Jaime Uz, José Antonio Campoviejo, Pedro Martino y Alberto Asensio, el crítico gastronómico Iván de la Plata, y Pablo Fernández, presidente del jurado, fueron los encargados de decidir qué doce productos pasaban a la final valorando la presencia y el sabor.

“Buscamos el equilibrio entre dulzor y acidez”, apuntaba el cocinero Bertín Asensio. “Sobre todo, el sabor, dulce con un poco de ácido, que no encuentres sabores raros, que no haya que esforzarse en encontrar el sabor de tomate, que lo transmita solo”, matiza el también cocinero Diego Regueiro. Jaime Uz, cocinero y jurado, además del sabor, también analiza el tamaño, la piel, lo carnoso que sea, el punto de maduración, y “el equilibrio de todo eso es lo perfecto”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.