CANGAS DEL NARCEA.- Pepín y el Bar Blanco en el podio gastronómico

Pepín con los ganadores

Lo logró una vez más. José Ron, Pepín del Blanco, para los que peinamos canas, e incluso para algunos más, fue capaz de poner de nuevo un pincho en Valladolid, cual aquellos soldados del XVI ponían una pica en Flandes

Pepe Ron, del restaurante Blanco de Cangas de Narcea (Asturias), se alzó con el subcampeonato del Concurso Nacional de pinchos y tapas celebrado en Valladolid y en el cual ya había dejado su sello en ediciones anteriores. En su palmarés atesora otras tres distinciones: un segundo, un tercero y un accésit como ‘mejor concepto de tapa´.

El popular pepito de ternera, un clásico de barra de bar, fue el argumento con el que Pepín y su equipo convencieron al jurado de que debían de ser tenidos en cuenta. Y a fe que lo lograron. Está confeccionado con carne de ternera criada en este concejo de Cangas, acogida a la Denominación de Origen, y que presentó junto a una escultura del esqueleto de un bóvido (realizada por un joven artesano de Tineo) como homenaje a ese animal del que se extrae “la carne y el alma” para el pepito, según explicaba Pepín.

Y no es nada fácil la hazaña. Allí, a Valladolid acudieron cocineros de todas partes de España y de más allá dispuesto a certifica su sapiencia en los fogones. Los cangueses no se arredraron y pusieron su sello y conocimientos. Les fue reconocido. Reconocimiento que lo está siendo también, aquí en el concejo cangués en el que el Bar Blanco, allá desde su orígenes como pequeña taberna, fue evolucionando y progresando, primero como referencia de la villa y  del concejo hasta abrirse a toda la comarca y a toda Asturias y seguidamente a España. E irán más allá, estamos seguros.

«El pincho quedó muy bien, gustó mucho…Pero aquí las propuestas son muy buenas. Ganar es muy complicado, aunque estuvimos realmente cerca de conseguirlo, reconocía el cocinero cangués.

Pepín y Carmen Cuervo

Para su elaboración ha recurrido al pan ‘airbag’ “muy crujiente, que no tiene miga» que optó por rellenar con steak tartar de solomillo de ternera de Cangas del Narcea con un aliño potente, sabroso, y con chispa, que termino con un pétalo de cebolla negra fermentada, una alcaparra y piparra encurtida. Pepín no escatimó en detalles y presentó su propuesta culinaria recurriendo a una obra del escultor de Navelgas, César Castaño. Una escultura del esqueleto de una vaca, diseñada por este artesano servía para mostrar al público esta versión del tradicional pepito de ternera.

Desde hoy, viernes, podrá usted deleitarse con este “bocado muy rico, agradable y con mucho sabor en Cangas del Narcea.

Últimos detalles

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente; la concejala de Cultura y Turismo, Ana María Redondo García; la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid, María José Hernández; el director técnico del certamen, Luis Cepeda; y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Víctor Caramanzana Rey, fueron los encargados de clausurar la decimotercera edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas y el Primer Campeonato Mundial de Tapas Ciudad de Valladolid.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.