La foto y su pie.- Coqueteos

Han caído apenas unas gotas días atrás y la Naturaleza ha dado unas pinceladas de verdes a los campos.

Reflejan los árboles sus ramas casi sin hojas en las quietas aguas del Luiña. Alarga su soledad de mañana el camino del Paseo y las hojas tremolan levemente en las delgadas ramas antes de caer planeando en tierra. Los arbustos, que aún conservan sus hojas de múltiples cromatismos verdes, se asoman coquetos al agua que, generosa, les devuelve su imagen mejorada. Espera el río que se sientan guapos y claven sus raíces junto a él creando entre ambos un intemporal coqueteo.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.