La foto y su pie.- Agua

Han llegado abundantes las lluvias y han sonreído los campos. Narcea y Luiña han vuelto a hacer sonar sus aguas camino del mar y se muestran aquellas alegres golpeando piedras y árboles situados en sus riberas.

Se han mostrado agradecidas las tierras y han expuesto de inmediato sus múltiples verdes otoñales entre los variados marrones de la arboleda. Hasta las vacas, rumiando ausencias, muestran su agrado abriendo su piel a la lluvia que cae.

Reviven fuentes y regatos y las nieves cubren los altos del concejo acumulando esencias de manantiales primaverales. Hasta los paraguas   y sus portadores se han mostrado alegres en este más que mojado fin de semana. Llueve.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.