ALLANDE.- Comida navideña y homenaje a María Olimpia por la defensa de su pueblo frente al fuego

En el trascurso de la Comida de Navidad a que el Ayuntamiento allandés tiene por costumbre invitar a las personas mayores del concejo en estas fechas navideñas, y alas que asistieron 170, se rindió  homenaje a María Olimpia Ibias Muñiz, vecina de Cornollo, en reconocimiento al papel que desempeñó en la defensa de su pueblo del fuego, durante la oleada de incendios del pasado mes de octubre, y en representación de todos los afectados por estos siniestros.

Presentes en el acto, acompañando a María Olimpia, además del Alcalde de Allande, estuvieron la Consejera de Desarrollo Rural, los alcaldes de Tineo,  Degaña e Ibias, una concejala de Cangas del Narcea, el Jefe de zona de Bomberos de Asturias, un Capitán de la UME de León, el sargento de la Guardia Civil de Allande y un representante de las Cooperativas forestales.

Al terminar la comida, El Alcalde dirigió unas palabras a los presentes para destacar la valentía y humildad de la homenajeada y felicitar las fiestas a todos los asistentes, haciendo entrega de un detalle a María Olímpia y dos placas de agradecimiento por el trabajo realizado en la extinción del fuego y defensa de los pueblos del concejo a los representantes de Bomberos de Asturias y de la Unidad Militar de Emergencias.

María Olimpia, junto a su hijo José Manuel Pérez, se enfrentaron al fuego la noche del 15 al 16 de octubre, cuando las llamas llegaron a su localidad y calcinaron tres casas, dos garajes, cinco paneras y una ermita. Solos y con unos medios de extinción básicos lucharon sin descanso a pesar de poner en riesgo su salud. Ese valor es lo que el Ayuntamiento quiso reconocer rindiendo homenaje a su vecina en representación de todas las personas que tuvieron que enfrentarse a la oleada de incendios que asolaron el Suroccidente.

La homenajeada se mostró nerviosa y agradecida: “Estoy contenta de que se acuerden de uno después de todo lo que pasamos y que estamos pasando”. Sus ojos aún están recuperándose de las quemaduras que sufrieron esa noche. Además, las lluvias de hace unos días trajeron al pueblo más destrucción. La intensidad de las precipitaciones ha provocado un gran corrimiento de tierra en Cornollo que preocupa a sus vecinos. “Tenemos un socavón de 30 metros de largo y 15 de profundidad debajo de nuestro tendejón. Cuando llueva más tenemos miedo de que lo lleve todo”, explica José Manuel Pérez. Aseguran que han pedido ayuda, pero por ahora la respuesta que han recibido

Tras la comida, los asistentes se desplazaron a los salones del Centro de Mayores, donde se celebró el baile de navidad, amenizado por Adri y su acordeón, que se prolongó hasta las 21 horas.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.