CANGAS DEL NARCEA.-María Isabel: Una escritora de Santa Marina

María Isabel

Por las venas de María Isabel Rodríguez Fuertes corre sangre canguesa. Sus recuerdos de infancia discurren por diferentes rincones de este concejo y los más entrañables se localizan en un pueblo a dos kilómetros de la villa, Santa Marina de Obanca. De la mano de su tío Pin, cuenta, llegó a la lectura “que se convirtió en una vicio para mí”.

María Isabel es escritora por vocación. “Estudié informática, pero mi pasión por la lectura viene de muy pequeña. Comencé escribiendo poesía con unos nueve años, pero lo escondía en un cajón” aclarando para curiosos que “estos versos se quedarán allí guardados para mí y mis hijos. Aunque ésta es su primera novela, María Isabel ha publicado otros dos títulos: ‘Las flores del alma” y “El hada del paraíso”. El cuento, ‘El hada del paraíso’,  explica “es un sueño compartido con mis hijos. Yo puse el texto; mi hija, el título y entre ella y su hermano, los dibujos que lo ilustran”.

“Dos días fueron suficientes” el libro que acaba de ver la luz es su primera novela y el ensalza a la tierra canguesa que la vio nacer y crecer y, como ocurre a michos escritores, siempre vuelve a la misma. “Es mi forma de rendir tributo a mi tierra. Me moría por regresar. Aquí bailé, reí, me di mi primer beso, me casé… La novela tenía que estar ambientada en Cangas, aunque también hay rincones de Oviedo, como la Fuentona”, asegura,

A lo largo de las páginas del libro, el lector se sorprende con rincones cangueses como la estatua del minero, la Basílica de Santa María Magdalena, la ermita del Carmen, el parque de La Reguerala, la calle Mayor o el Paseo. La novela comienza un 28 de diciembre en un bar de Cangas del Narcea, en una cena navideña con amigas que cambia por completo la vida de Irene, la protagonista, marcada por la muerte de su marido y la pérdida de su hija.

Allí arranca una historia también regada por vino. El bar se llama Trébol, un guiño al antiguo cine cangués, precisa, y aclara: “Todo lo bueno y lo malo me pasó en un mes de diciembre y el 28 es una fecha mágica para mí”. Pero aclara que no se trata de una obra autobiográfica: “Tiene muchas cosas mías. Todos los lugares que aparecen en ella tienen un significado para mí”.

‘Dos días fueron suficientes’ ya va por segunda edición. “Estoy muy contenta. Cuando la lees, te das cuenta que no es lo que lo parece. Te sorprende” .

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.