SUROCCIDENTE.- A la cola en calidad de vida

 

Cangas del Narcea

La medición de la calidad de vida de un territorio es un asunto complejo en el que intervienen variables que van desde la renta disponible, al acceso a servicios de educación y sanidad, la seguridad y las relaciones personales, el entorno medioambiental e incluso la percepción de bienestar subjetivo.

Todos ellos han sido tenidos en cuenta por el Colegio de Ciencias Sociales y Políticas del Principado para elaborar el primer informe que establece en un ranquin de calidad de vida por concejos en Asturias.

Las conclusiones son claras: hay más en el área central, especialmente en los núcleos urbanos que acumulan más población y también los principales centros administrativos, hay menos en los municipios que padecen mayor despoblación, en los territorios de montaña de las alas y todo ello está generando una brecha, que se acumula en el tiempo, de desigualdad dentro de la comunidad.

Oviedo

Los indicadores tomados como referencia por el colegio (hasta 48) son los utilizados por el INE en España y Eurostat en la UE pero no se habían tomado como referencia para un análisis por municipios y comarcas en Asturias hasta el momento según destacó el decano Jacobo Blanco quien advirtió además de que para tener unos servicios públicos “ambiciosos” y “potentes” es necesario contar con datos precisos para no caer en “ineficiencias” en un contexto de desplome de gasto e inversión. En el ámbito nacional, los autores destacaron que Asturias aparece entre las mejores comunidades salvo en un indicador, el del empleo.

Son seis los concejos que se encuentran por encima de la media de Asturias en estos indicadores de calidad de vida. A la cabeza se encuentra Oviedo con cuatro décima de diferencia sobre Gijón, seguidos de Noreña, Avilés, Ribera de Arriba y Llanera. En la cola del ránking aparecen los concejos de Villanueva de Oscos, Degaña, Amieva, Yernes y Tameza e Ibias,

El secretario del colegio y coordinador del grupo de trabajo del estudio, Antón González, destacó que, por ejemplo, el indicador de salud es “muy homogéneo» en todos los concejos, pero las percepciones de otras variables pueden variar enormemente”.

San Antolín de Ibias

Los autores destacaron que sus conclusiones apuntan que hay una correlación entre la evolución demográfica municipal y las puntuaciones de los indicadores, de manera que “muy probablemente, sea la calidad de vida, en su sentido más amplio, lo que determine en buena parte la evolución de la población”. En este sentido, dado que los mejores valores se cosechan en el área central y respecto al debate abierto sobre el desarrollo del área metropolitana, Blanco destacó que se necesitan “políticas específicas para tratar territorios que son mujy desiguales, tiene que haber un tratamiento diferenciado para el área central y otro específico, y además urgente, para lo que no lo es”.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.