La foto y su pie.- Entre el ayer y el hoy

Pasan los años, cambian las ideas; modas y formas de vida surgen y desaparecen diluyéndose en el incontenible devenir del tiempo. Los que estuvieron van desapareciendo y los que llegan, apenas abiertos al conocimiento de las cosas y la aproximación de ser, también se diluyen.

Pasan lo hombres y su haceres, pero las piedras, de alguna forma, guardan la esencia de las cosas. Incrustan en su estado de materia inerte un pálpito de la vida que fue generación tras generación. Viene a constituirse en el puente de paso de los siglos, en la dovela del ensamblaje de la vida en cada pueblo y cada villa.

En la foto, dos edificios conforman la esencia del ser de Cangas. Han permanecido como el citado puente entre el ayer y el hoy. A su alrededor se dibuja una villa de la que no queda nada, incluso ni tan siquiera en la memoria de la gran mayoría de sus vecinos

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.