CANGAS DEL NARCEA.- Las ratas–topo ganan a los ganaderos

Rata-topo

La guerra de los ganaderos cangueses contra la ratas-topo se recrudece.  Desde los pastizales de la sierra del Acebo hasta Genestoso, la plaga avanza y se extiende cada vez más desde hace unos tres años diezmando las cosechas de hierba. En esta campaña ha habido parcelas que apenas llegaron a recoger la mitad de otros años. Y es que la dichosa rata, en su acción destructiva, deja montones de tierra que dificultan aún más el trabajo en unas fincas de pronunciada pendiente. Y, como dicen los paisanos, detrás llega el jabalí que levanta y destroza aún más el terreno.

En los prados de Genestoso se deja notar especialmente la plaga, las cosechas no llegan ni al 50% de lo que venía siendo habitual, y la hierba es de pesor calidad.

Y tras devorar incluso el forraje ya recogido, las ratas-topo la emprenden con el plástico que envuelve los bolos de hierba, incluso cuando ésta ya está en cocción, con lo que terminan estropeándose. Como ejemplo práctico señalaremos que Ángel Berdasco, de Fonseca, de 140 bolos de hierba pasó a cosechar esta campaña tan solo 27 “y con una calidad pésima”.

Genestoso

Los vecinos del concejo cangués más afectados aseguran que la plaga crece cada año sin que, hasta el momento, se haya conseguido alguna fórmula  que permita reducir su población y minimizar los daños.

Señalan los ganaderos que hace unos veinte años hubo un problema similar y que, entonces, la Administración regional facilitó tanto el veneno como el material preciso para su aplicación. Lograron exterminarlas, pero aquel veneno se prohibió por lo que consideran que es la propia administración la que debe intervenir para conseguir una fórmula nueva y eficaz ya que el coste de la solución no es asumible individualmente.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.