CANGAS DEL NARCEA.-Los vinos de Cangas puedan alcanzar la Denominación de Origen en este mismo año

Juan Manuel Redondo
Juan Manuel Redondo

Juan Manuel Redondo, residente de la IGP Vino de Calidad de Cangas afirmó en Pesoz  que se espera que el reconocimiento como Denominación de Origen” para los vino bajo la etiqueta de la IGP Vinos de Cangas sea definitivo a lo largo de este año, ya que, explicó,  “Europa no ha puesto ninguna traba ni ningún problema” al  proyecto remitido por el Consejo Regulador en agosto de 2011.

Todo apunta a que el proyecto va por buen camino y la meta, buscada y trabajada con ahínco desde hace unos cuantos años, se presenta cercana.

 Y amén de Redondo, así lo siente también la Consejería de Agroganadería, María Jesús Álvarez, quien también ha manifestado que “en muy poco tiempo, la Comisión Europea inscriba en el Registro Comunitario de Marcas al Vino de Cangas”.Esta inscripción supondrá, precisaba,  “un marchamo más de calidad que contribuirá a la buena gestión del vino y a su consolidación en un mercado caracterizado por una competencia muy fuerte”.

Los productores son conscientes de las dificultades del mercado, pero aseguran que el vino de esta comarca “tiene muchas posibilidades de destacar. A este respecto, Redondo destacó la singularidad de caldos procedentes de vides cultivadas en laderas con suelo de pizarra, como los de la comarca para especificar: “La pizarra es algo que se busca ahora en los vinos, como las variedades de uva propias y el viñedo viejo, que son aquellos de más de veinticinco años, y aquí sobrepasamos ampliamente esos años”.

A ello se suman los aportes de un clima propio y de un sistema de cultivo, llamado heroico, que representa un pequeño porcentaje de la producción mundial de uva. Incluso en los territorios reconocidos para el cultivo de variedades destinadas al Vino de Cangas (los concejos de Cangas del Narcea, Ibias, Degaña, Allande, Grandas de Salime, Pesoz, Illano y parroquias de Tineo) hoy sólo se destinan a la producción  unas 70 hectáreas, pero hay potencial para llegar a las 211 hectáreas.

“El control y mantenimiento del viñedo son la base para la elaboración de  un buen vino, precisó Redondo, pero el producto debe atender también una serie de requisitos que hacen referencia a la bodega y al propio vino, que en última instancia es sometido a los sentidos de un buen número de expertos.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.