NARCEA/BERZOCANA.- De frases progresistas y “pantallazos”

 

Xuan visto por Neto
Xuan visto por Neto

 

-Muy buenas Xuan. ¿Cómo tu por aquí?

-Pues ya ves Cuntapeiro, a poneros un poco al día que táis dejados de la mano de los tiempos, especialmente tu.

-¿ No me digas?. ¿Y también tres la solución para que tengamos gobierno?

-Hequiliquí. Eso es lo que quiero probarte, no estáis preparos. ¿A naide que se considere actual y enterao se le ocurre decir gobierno, así a secas. Debe decirse siempre, siempre “gobierno de cambio y de progreso” aunque uno tengas ni zorra idea de que va la cosa.

-Home, visto así…

-Ni así, ni asao. Hay que tar al día y la cosas dícense como se dicen, sobre to en la modernidá, la politiquería, las teletonterías y el idioma tertulianés que dice el periodista Antonio Burgos. Y ahora yo tengo que decir aquí: “es lo que hay” para seguir siendo actual y progresista. Por cierto, enterao, ¿Sabes que palabra es la que más se utilizaba en el mundo de la política y la economía del siglo XIX?, pues “progreso”, como vez somos “más antiguos que el hilo negro”. ¿Notas el dominio del palabrerio políticamente correcto y más que moderno y de la Internech que utilizo?

-“Ya te digo”, para que veas que yo también se mis frases modernistas

-“Como no podía ser de otra manera”, digote yo que te aprecio

– “La verdad es que” de eso estoy seguro

-¡Muy bien Cuntapeiro!,has colocado dos frases del tertulianés sin despeinarte. Vas aprendiendo, “como no podía ser de otra manera”.

Lo curioso de esto, o lo triste, es que aún siendo frases hechas y prácticamente vacías, el personal las oye una y otra vez en teles y tertulias y cuando se quiere dar cuenta, las estamos repitiendo como loritos sin cabeza. Póngote el último ejemplo: hasta en la sopa tenemos ya el “eso no,  lo siguiente”. Aquí el circo de Telecinco ha sentado cátedra y cuadra:

-Se que te gusta mucho hablar, dice uno, y el otro contesta sin pestañear:

Gustar no, lo siguiente. Vete a saber que es lo siguiente de gustar. Y a partir de aquí lo repiten todos como adoctrinados  loros y papagayos luciendo plumajes que no ideas. Incluso llegan al absurdo:

-¿Serías capaz de llegar así hasta el infinito?, pregunta un iluminado

Al infinito no, lo siguiente, contesta el otro prócer mirando desafiante a la cámara. Y el personal, ¡hala! a repetir y repetir. ¿Pero quiere alguien explicarme qué es lo siguiente al infinito.

-Ya veo Xuan que vienes con el discurso preparado

-“Como no podía ser de otra manera”, Cuntapeiro, o es que quieres “que me dispare al pie”

-¡Joer Xuan!, vaya dominio del tertulianés y el leguaje del politiqueo

-No hay que “trazar líneas rojas”, escribidor, uno ha de programarse para “acciones de largo recorrido”, no “pasar página” y estar dispuesto ha repetir hasta la nausea “pantallazo”  venga o no a cuento y aunque no tengas nada claro de qué carajos va el asunto. Tu a la más mínima sueltas: ¡pantallazo!, hinchas el pecho, te pones un tantín de puntillas y te pasas la mano por el pelo. Tienes el éxito asegurado. Y por cierto: Te agradezco “que no me hayas interrumpido”.

-¡Estupefacto me dejas”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.