BERZOCANA.- La foto y su pie: Cazadores nocturnos

Pasaba la una de la madrugada. Aparecieron silenciosos enfocando sus pequeñas linternas hacia las paredes. Un grupo de niños caminaba concentrado hacia la iglesia iluminada.

-Somos cazadores de lagartijas, nos dijeron casi en un susurro para ahuyentar a su teóricas piezas.

Nuestro cazadores confundían las saltacaras (o saltarrostros) nocturnos que suben y bajan por las paredes de las casa con las lagartijas que tuestan su cuerpo al sol. Es igual, en su imaginario unos y otros animales les parecían fieros cocodrilos berzocaniegos. Licencias veraniegas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.