La foto y su pie: castañas

 

Me llegan hasta esta Asturias de neblinas y aguas olores de leña quemando y castañas asándose en una sartén agujereada. Olores que me retrotraen a años de necesidades y penurias, pero también de juegos libres por calles y plazuelas con el frío abrazando nuestras piernas desnudas y activando más que molestos sabañones.

Laborean mis paisanos por el Puerto recogiendo el carnoso producto otoñal y los camiones lo acercan hasta lugares remotos donde saben apreciar su calidad. Avanza noviembre hacia el invierno y la niebla cubre el cancho de las sábanas. Aquí, en Oviedo, llueve y las nieves se dejan ver, a lo lejos, en el Aramo

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.