La foto y su pie: Llegó el invierno

La foto y su pie: Llegó el invierno

Llegó el invierno. Y lo hizo de la mano de nieblas y de las primeras heladas. Los árboles ya han perdido sus últimas hojas y los olivares se han quedado sin frutos.

La villa se ha quedado en letargo y sus calles silenciosas y olvidadas. Alineadas, las puertas permanecen cerradas y los edificios vacíos. Tan solo en algunas ventanas, tras los visillos, se adivinan rostros que el tiempo ha curtido buscando la vida exterior prácticamente inexistente.

Ha venido en el invierno, no de la mano de hombres y mujeres del tiempo que señalan con horas, minutos y segundos el  momento. No. Lo ha hecho, como siempre ha sucedido en el campo, siguiendo el ritmo de la Naturaleza, ajeno por completo a los parámetros en que los hombres quieren encerrarlo

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.