CANGAS DEL NARCEA.- La foto y su pie: El puente y el tiempo

el puente

 

Bajo el puente de Ambasaguas, cambiante y eterno, se adivinan las lavanderas canguesas. Yedra y hierbas reflejan sensación de abandono en el perfil del arco. El palacio de Toreno luce limpio de sombras y el convento aún conserva su intimidad urbanística. Lo que será el futuro se intuye ya en el edificio que se está levantando. Las casas reflejan ruina y pobreza contenida. Tanto, que los ríos solo necesitaban un arco.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.