TINEO.- Pollitos de Primaria

María José Basta con sus alumnos
María José Basta con sus alumnos

A uno le llama la atención el silencio con que los alumnos del Colegio Campoamor de Tineo se acercan a la biblioteca. En principio piensa en lo bien educados que les tienen los profesores en el, por otro lado, tan olvidado entre los mayores, silencio que ha de guardarse en la biblioteca.

Pero no es eso, los alumnos tienen miedo a alterar el proceso de incubación de los huevos que, en una incubadora, tienen en una `parte de aquella desde algo más de una semana. Tiene treinta y ocho huevos. Hay que ver las caras de ilusión, la expresión de curiosidad que denotan sus rostros. Se arremolinan alrededor del aparato deseando que, en cualquier momento, aparezca el pollito, algo para lo que aún tendrán que esperar al menos una semana, ya que la previsión es que los cascarones comiencen a romperse el próximo dos de marzo.

Esta original iniciativa que se está desarrollando en el Verdeamor parte de la asociación para la recuperación de la pita pinta asturiana y está financiada por la fundación Caja Rural. Ellos han sido los encargados de llevar al centro la incubadora con los huevos fecundados y explicar al alumnado y profesorado el proceso del que van a ser partícipes. “El presidente de la asociación, Emilio Martínez, vino y nos explicó como es el proceso que dura 21 días y curiosidades como que cuando los pollitos van a nacer en el pico hacen como un diamante para romper el huevo y luego lo pierden, una historia que encantó a los niños”, explica María José Busta, la profesora  responsable del proyecto.

Cada semana los alumnos del centro, de Infantil a primaria pasan al menos una vez por la biblioteca para acercarse a la incubadora. Cada clase tiene asignados unos huevos que estudian con la ayuda del ovoscopio para observar los cambios que se producen en su interior.

“Les hace mucha ilusión pero se les hace largo y quieren verlos nacer ya”, explica la profesora que considera que el proyecto, más allá de crear una expectativa conjunta en el alumnado, también les ayuda a entender la fecundación. “Van a ver cómo es el nacimiento del pollito y yo les voy comparando todo el proceso con el embarazo, cuando ellos estaban en la barriga de sus mamás”, Una veces que salgan del huevo, los pollitos se criarán durante un tiempo en el centro en otro tipo de incubadora. Luego serán los propios alumnos los que se encarguen de su cuidado, ya que se sortearán entre los estudiantes para que se los lleven a casa.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.