SUROCCIDENTE.- Se matan cuatro lobos y acabó el problema

Reunión de administración y ganaderos
Reunión de administración y ganaderos

Pues nada, acabó el problema de los lobos en la comarca. Y no sé porque han armado tanto ruido cuando la solución era la mar de sencilla. El director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, se ha comprometido ante los ganaderos de Ibias y Allande a aplicar el programa de gestión del lobo 2015-2016, en el que se prevé abatir cuatro lobos en la comarca suroccidental.

Según el director general se matan cuatro lobos y asunto arreglado.

Juan Carlos López, Héctor García y Rubén López, los ganaderos que el lunes, arropados por unas 200 personas, presentaron ante la oficina comarcal sesenta expedientes con más de cien daños en reses  en lo que va de año consideran insuficiente la actuación y no entienden que no se haya llevado a cabo durante los primeros meses del año.

Manuel Calvo reconoce que el caso de estos tres ganaderos es especial porque “aunque el número de daños no es alarmante respecto a otras zonas, lo están sufriendo un número de cabañas ganaderas muy reducido”.

 O sea “mal de muchos……. A pesar de ello, la administración no considera actuar de forma extraordinaria en la zona.

Así pues y protestas y concentraciones aparte, el Principado se ajustará al plan de gestión del lobo y no abatirá más que los cuatro lobos previstos para este año, pese a los daños crecientes presentados por los ganaderos. Con un nuevo daño llegó a la reunión programada en la Casa del Parque de Corias, Juan Carlos López, vecino de Ibias. Durante la noche del jueves, el lobo atacó de nuevo a uno de sus rebaños, que se encontraba en el pueblo ibiense de Uría, dejando una ternera herida en una pata con una mordedura profunda.

Un daño que se suma a los más de veinte registrados por la ganadería en los últimos meses y a los que se unen los de las ganaderías vecinas de Rubén López y Héctor García.

“No nos han dado una solución a los problemas, es insuficiente actuar sobre cuatro lobos para una zona tan extensa como son los concejos del Suroccidente”, apunta Rubén López, de Allande. Para este joven ganadero, que cría caprino y vacuno, la Administración debería tener “un plan b” para aplicar en situaciones como la que les está tocando vivir, “donde se están viendo cuantiosos daños”.

Director general y ganaderos en Corias
Director general y ganaderos en Corias

Los ganaderos critican la forma de actuar de la Administración al respecto: “Han esperado a que nos movilizásemos para atendernos, lo que nos hace plantearnos a dónde van a parar los expedientes de daños, porque más de 100 en unos meses debería de llamarles la atención para pensar en cómo atajar el problema”, denuncian. López reconoce que en la reunión les atendieron con muy buenas palabras, “pero nada más y el lobo está ahí y actúa todos los días y eso nos está machacando”.

 Calvo defendió que el objetivo de la Administración es “mantener la población de cánidos en unas condiciones estables de conservación y equilibrado respecto a los daños que se producen en las ganaderías”.

Los ganaderos también se quejaron del pago de los daños, que consideran muy por debajo de los precios de mercado, un punto que se revisará cuando se realice el nuevo reglamento de daños, aunque Manuel Calvo aseguró que “hay muchos precios que están por encima de los del mercado”.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.