CANGAS DEL NARCEA.-Paseo del Vino: de las loas al olvido o la culpa es de la lluvia

Apenas dio tiempo a gozar de su trazado. Daba gusto iniciar el paseo en el Prao del Molín y acabarlo en La Himera. Siempre junto al río, entre árboles y huertas, oyendo a los pájaros y viendo saltar a las ardillas. O dejando que el viento soplase al oído mientras nos abrigábamos en la mañanas más frías.

Poco tiempo después de completarse el Paseo del Vino, la última fase se derrumbó. Cayeron argayos aquí y allá y hubo hundimientos acullá. Se cortó el paso y volvió a quedar tan solo utilizable  la primera fase, entre San Tiso y La Himera.

Hundimiento MERA
Hundimiento MERA

¿Qué ocurrió?. Pues elucubre el lector. Prisas…, materiales deficientes…, proyecto a la baja…, desidia…, falta de  profesionalidad de los responsables…¿ o todo junto?. ¡A saber!.

Se cortó el paso. Y pasaban los días. Y la gente se casón y retiraron las vallas y cortaron las cintas de la Policá Local. Y saltando entre piedras y tieras, el personal siguió utilizando la ruta.

Han pasado ya algunos meses y todo sigue igual. Bueno… ahora el alcalde ha anunciado que se  procederá al corte total de este tramo del camino utilizando medios que impidan el paso y el personal no pueda retirar. Y es más anunció que la cosa va para largo, que la empresa ha llegado a unas conclusiones sobre los derrumbes y hundimientos y los técnicos municipales a otras. Incluso los propietarios de los terrenos afectados tienen las suyas. En definitiva, dice el alcalde, que todo terminará en los Tribunales y, por ende, va para largo. Y abundando en ello a saber cómo acabará todo. Con sentencias de por medio lo mismo concluyen en que tenemos que pagarlo a escote pericote entre todos los cangueses. Ejemplo haylos, que decía aquel respecto a las brujas.

Desprendimiento. MERA
Desprendimiento. MERA

Tampoco está para que iniciemos alabanzas con cánticos e incensario  respecto el tramo San Tiso-La Himera. Ha ya muchos meses que se produjeron hundimientos hacia el río en varios tramos. Y ahí siguen incorporados ya prácticamente al paisaje. Y apuntando  peligro en varios tramos. Y cada vez más grandes. Y cada vez estrechando más el camino. Y cada vez más postes de madera por el suelo o en inestables equilibrio  junto a la margen del río….

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.