CANGAS/BERZOCANA.- La foto y su pie: soledad, silencio

 

Hemos andado los caminos olvidados de Castilla con la pausa de las largas mañanas que anuncian la llegada del verano. Soledad. Silencio. Pueblos llenos de historia y vacíos de vecinos. Ni ajetreo laboral, ni niños camino de la escuela, ni animales ni y tractores camino de los pagos, huertos o sembrados. Soledad. Silencio. Plazas majestuosas guardando ayeres de grandeza y humilde casas campesinas. Hasta los pájaros han abandonado las aldeas huérfanas de sembrados, de niños y de vida. Tan solo la piedra como firma muerta del ayer.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.