CANGAS DEL NARCEA.- Segundo Día de Novenas

Ha abierto la mañana con nieblas colgando de las faldas de las montañas. A la hora de pergeñar estas líneas el sol acaricia ya suavemente, con timidez de doncella púber, los tejados de las casas de la villa canguesa. Los primeros caminantes enfilan hacia el Paseo del Vino y las mujeres se dirigen presurosas a la Novena.

La noche fue larga para muchos. A la una de la madrugada, las explosiones anunciaban a unos y otros que muchas peñas y grupos terminaban de cenar. Antes, alrededor de las doce, las tiradas fueron continuas, amenas y dinámicas. A algunos, ya en edad de no trasnochar, un come come de inquietud nos hacía removernos en el sillón y descorrer los visillos una y otra vez en busca de los resplandores y fogonazos que nos indicaban donde festejaban los tiradores. Imágenes de otros 7 de julio pasaban fugaces por la mente y con ellas la resignación del momento y la satisfacción de  los vivido.

Avanza la mañana en un tira y afloja entre sol y nubes a medida que las calles, poco a poco se van llenando de vida. Se nota la presencia de veraneantes.

Ayer, las calles más céntricas presentaron sus primeros llenos a media mañana. Animación, saludos, conversaciones y previsiones festivas en esquinas y terrazas. En la tarde, las mismas terrazas se llenaron de colorido. Las camisetas de las peñas se adueñaron del lugar al igual que lo hacían los jóvenes, mayoría absoluta en muchas de ellas. Era los prolegómenos a la cenas del Primer Día de Novenas.

Así lucía la Señora. MARIBEL
Así lucía la Señora. MARIBEL

Siete y media de la tarde. Cantó el campanín de Ambasaguas su llamada festiva y atronó el valle la primera Descarga. Primeros nervios y primeras carreras. Ya nadie puede detener el tiempo. En su capilla, la Señora lucía esplendorosa con sus mejores galas y recibía a sus devotos.

Acompaña el sol camino del atardecer y algún que otro volador aquí y allá llama al inicio de cenas y reuniones preparatorias de tiradas y otras cenas.

Pólvora, canciones, comidas, amistad, alegría, colorido y música. Cangas ayer y hoy en un estar y un pasar continuo que tiene su origen y principio en este Primer Días de Novenas.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.