CANGAS DEL NARCEA.- Entre la prima y el bordón

 rondalla

Artículo escrito por José Luis R. Mera para el programa de fiestas de 1.982

Ha quedado el tiempo detenido entre la prima y el bordón. Caras bonitas y alegres nos hablan desde el ayer de un Cangas a la vez quieto y en marcha como el agua del poeta. Pero no es reversible el tiempo: La púa quedó prendida en el último trino y bandurrias, guitarras y laudes duermen en arcones y desvanes un sueño de años olvidado.

¡Si pudieran volver a sonar!

Y Julia y Valentina; y Pepita y Menchu, sueñan desde la madurez del tiempo pasado que la Rondalla no murió. Y Loreto y Aura; Fina e Isabel; Luisa y Adela… todas; la oyen viva por el Corral, el Paseo, la Fuente y el Cascarín, por el Cangas de ayer y hoy…

¡Si pudieran volverá sonar!

Y la mente vuelve atrás en el tiempo buscando razones. Y un por qué de impotencia oprime los pechos dolidos de los amantes del arte: Han pasado muchos años…muchos. Y la Rondalla, al igual que la Banda  Municipal, han ido dejando prendidas de los meses y los días retazos de vida e ilusión.

¿Por qué no será reversible el tiempo?

¡Si pudieran volver a sonar!

Mas no ha de perderse en cizaña simiente fecunda que granó en tales vientres. Aún circula pujante la sangre canguesa de la ilusión, la fe y el amor musical. Aún quedan los hijos, y los hijos de los hijos, que pueden, en esplendoroso renacer, llevar a Cangas al nivel musical que estas mujeres y aquello hombres de D. Lorenzo Menéndez la llevaron.

¡Jóvenes cangueses!. Si vosotros queréis, pueden volver a sonar.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.