¡Hasta siempre, maestro!

Foto: Maribel
Foto: Maribel

 

¡Hasta siempre, maestro! Se nos fue Cohen haciendo mutis por el foro del escenario de la vida cantando, incluso con su enemigos, (lo logró desde la guerra del  Yom Kippur) “Lover, Lover, Lover”.

Con elegancia y carisma, rebelde y caballeroso al viejo estilo, supo denunciar situaciones sin gritos ni pancartas, con poemas puros y atemporales, útiles en cada hora época y momento. Tampoco quiso detenerse mucho en esta época en la que los anuncios publicitarios, poemas, YouTube y canciones se embarullan en la batidora televisiva bajo el catalizador del momento y la rentabilidad. Él era pasado y futuro en cada verso y destrucción y amor en cada estrofa. ¡Hasta siempre, maestro!

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.