CANGAS DEL NARCEA.- Reordenación urbana en zonas claves del centro

Como consecuencia de que en los últimos años, poco a poco, y por dejadez de unos y otros, muchos lugares de la villa han ido perdiendo su uso como espacio peatonal para pasar a convertirse en lugar habitual de aparcamiento, el Ayuntamiento ha iniciado la reordenación de varias zonas de la villa. Estos trabajos se centrarán, en un principio, en las Plazas de la Oliva y Conde Toreno y en el parque de Los Nogales,

El alcalde, José Víctor Rodríguez, ha explicado que en las inmediaciones de la Basílica ya han comenzado a instalarse pivotes y bolardos que impiden el paso de vehículos a la plaza lateral del edificio eclesial. En la parte frontal se ha colocado provisionalmente una valla de obra, pero la idea es que el paso quede regulado a través de un pivote de control de acceso que pueda ser retirado cuando se necesite, como en bodas o funerales, o cuando la plaza se utilice para la organización de fiestas y eventos. También dispondrán de llave de acceso los responsables de Correos para que los furgones de reparto puedan acceder a la oficina.

Una solución similar se adoptará en la plaza del Conde Toreno, donde el aparcamiento se había convertido en habitual, especialmente a la entrada y salida del Colegio allí ubicado. Según el alcalde, “además de recuperar el espacio para uso público, aquí tenemos muy en cuenta que hay un colegio y que el paso de vehículos por la zona peatonal puede suponer riesgos para los niños”. En esta zona está previsto instalar cinco bancos integrados con jardineras, entre la zona peatonal y la de paso rodado. Mientras, a los dos lados de la plaza, se colocaron sendos pivotes que podrán ser retirados “y permitir que la plaza sea practicable en momentos como La Descarga o el rally”. También se colocará otro pivote en el entronque de la plaza con la calle Arrastraculos. Los elementos ya están comprados y el Ayuntamiento está pendiente del permiso de Patrimonio para su instalación.

Los Nogales

La tercera zona en la que se actuará será el parque de Los Nogales, lugar donde, dice el alcalde, “queremos volver a diferenciar lo que antes era la zona de juegos del aparcamiento”. Se han estudiado distintas opciones, como la colocación de un bordillo o bancos de hormigón, pero finalmente se ha optado por una solución similar a la que ya hubo en este espacio, unos pivotes unidos con cadenas. “Es la mejor opción para poder retirarlos en momentos como las fiestas de El Carmen, cuando el parque acoge las actuaciones de las orquestas”.

Además de recuperar estos espacios públicos, la intención es evitar daños en estas zonas, no preparadas para el tráfico rodado, y en las que el paso de vehículos ha dañado baldosas, registros y alcantarillas. “Estas medidas disuasorias benefician a la seguridad del peatón y nos permitirán también que la reposición de baldosas y la inversión que realizamos en estas tareas no sea constante”.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.