CANGAS DEL NARCEA.- Silencio, pesar, y rabia contenida en Carballo

 Poco a poco la luz de la mañana del jueves 21 se abría paso en Carballo. El pesado silencio de la noche continuaba a lo largo de la fría mañana. Ni un ruido… ni un eco….ni un golpe lejano… ni siquiera el mugir del ganado rompía el profundo silencio.

La larga y traumática vela continuaba pesando como una losa de sentimientos amargos e impotencias, de porqués sin contestar, en Casa Cuchar. Un inmenso vacío envolvía el despertar de un pueblo que, pese a todo, debe de seguir adelante.

 

Atrás había quedado un largo miércoles de sentimientos e incredulidad. En el pueblo no cabía nadie más. Al menos un millar de personas se dieron cita para arropar a la familia y despedir con ella a Fernando. No importó que en la tarde del miércoles fuesen también cientos los que pasaron por el Tanatorio del Reguerón en la capital del concejo. En Casa Cuchar, el domicilio familiar del joven,  donde estuvo instalada durante la mañana del miércoles la capilla ardiente, fue un hervidero de gente. Sin embargo, el más absoluto silencio reinaba en el pueblo. Apenas murmullos de saludo. A las cinco de la tarde, el lúgubre sonar de las campanas rompió aquel

A esa hora,  el féretro con los restos mortales de Fernando Frade salieron de su casa a hombros de sus compañeros de trabajo en la mina, detrás familiares y amigos con lágrimas en los ojos e impotencia en el alma.

Los coches aparcados llenaban, desde horas antes del funeral, ambos lados de la estrecha carretera de acceso al pueblo y fueron muchos los que tuvieron que caminar kilómetros para poder llegar.

El más de medio centenar de coronas y ramos que formaban un largo pasillo hacia la capilla daban buena muestra del cariño y apoyo que ha recibido la familia estos días. Compañeros de trabajo de sus padres, Florentino Frade y Carolina González, amigos de su hermano Pelayo, peñas de la pólvora e incluso el grupo Tekila, del que era fan, enviaron flores.

 Los sentimientos y recuerdos salían de los más profundos. Compañeros de la peña El Espolín recordaban su fundación en 2007, con la presencia de Fernando. Recordaban como se había ido sin poder asistir a la jira que cada año organiza la peña. “Ningún año podía asistir a la jira a causa del trabajo, pero esta vez tenía pensado venir con nosotros a Málaga”, comentaba uno de sus amigos. Las fiestas del Carmen de Cangas del Narcea era una de sus debilidades y le encantaban los voladores y participar en las tiradas.

Era un minero de corazón y sentimientos. “Le gustaba mucho la mina y no paraba de explicarnos cosas de su trabajo”, comentaba. De hecho, antes de entrar en Carballo Norte, hace tres años, trabajó en un taller, pero cuando le surgió la oportunidad de convertirse en minero volvió a su pueblo sin dudarlo. Allí vivía con sus padres, Florentino Frade y Carolina González, y su hermano, Pelayo Frade. También compartía desde hacía unos años su vida con su novia, la joven Diana Valle. De hecho llegó a rechazar algún trabajo con mayor sueldo. El martes habría sido su último día en la explotación de Corbeiro. La empresa iba a paralizar los trabajos en la zona por un tiempo y la subcontrata lo enviaba a trabajar al pozo de Cerredo desde el lunes próximo.

En el funeral estuvieron presentes vecinos de todo el concejo cangués, representantes sindicales, compañeros mineros de otras explotaciones así como  el director general de Minería del Principado, Isaac Pola, y Gonzalo Mesa, representante de la Delegación del Gobierno en Asturias y el alcalde cangués, José Víctor Rodríguez.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trasladó el martes sus condolencias a la familia y amigos del minero: “Mi sentido pésame a la familia, compañeros y amigos del joven minero fallecido en Cangas del Narcea. Triste noticia para todos”, reza el  mensaje en su cuenta de Twitter, que ha recogido Europa Press.

También la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, quiso trasladar el pésame a la familia y amigos del fallecido a través de Twitter. “Mi más sentido pésame a la familia y amigos de Fernando Frade González, minero fallecido esta noche en la mina de Carballo, Cangas del Narcea”, escribía.

También hizo llegar su pésame el ministro de Industria, José Manuel Soria, mediante un telegrama. También lo hicieron sindicatos y otros muchos organismos, asociaciones, grupos y peñas de la pólvora

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Pravia se ha hecho cargo de la investigación. Según fuentes del cuerpo, la hipótesis que se baraja es que “algún resto de Goma-2 hubiera quedado entre el escombro después de la voladura y, al ir a cargar ese escombro a la vagoneta, hiciera explosión”.

Tensa espera frente a la escombrera
Tensa espera frente a la escombrera

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.