CANGAS DEL NARCEA.- La foto y su pie. Un paseo

 

Juegan el agua y las hojas con los primeros rayos de la mañana. Atrás van quedando ya muchos ecos festivos y el paseante busca la paz del cuerpo en el mirar el remanso de las aguas o el murmullo de las hojas tocadas por la ligera brisa mañanera.

Refleja verdes la corriente y el agua de un pequeño arroyo juega a ser catarata. La mañana avanza lenta y plácida por el Paseo del Vino. El otoño está llamando a las puertas del calendario

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.